Escultura ausonia con paquete de compresas Ausonia

Los ausonios: un pueblo fino y seguro

De entre los anuncios de productos en televisión, seguro que todos tenemos en mente alguno relacionado con la higiene femenina. Siempre tan blancos, siempre tan pulcros. Y seguro que los recordamos no por su originalidad, sino por su pretendida a la par que exasperante atmósfera naïf. ¿Cómo olvidar a Emma Suárez hablando de lo que le cuesta y lo que no le cuesta?

Y ¿quién no es capaz, después de tantos años, de tararear la música del anuncio en el que una chica se preguntaba por el olor de las cosas que no huelen?

Viéndolo desde fuera, a una –que es de piedra– le da la sensación de que llevar compresa o tampón es la experiencia más fantástica de ser mujer. Pero aparte de eso, resulta innegable que estos anuncios han buscado reforzar una idea de feminidad construida a través de una estética y una actitud concretas. Incluso el nombre de la marca ayuda a redondear el sentido. Evax, por ejemplo, remite a Eva, la primera mujer. Pero, ¿y Ausonia? ¿De dónde viene?

No es un término modificado a partir de otro existente, ni tampoco inventado. Ni siquiera es un juego de palabras. Ausonia es uno de los topónimos con el que durante la Antigüedad se designó al territorio entre el sur del Lazio y el estrecho de Messina, en Italia. Y los ausonios o ausones eran sus habitantes, aunque más adelante los poetas romanos utilizarían el término para englobar a todos los pueblos antiguos de Italia.

Pero ¿qué mueve a una marca de compresas a elegir ese nombre? Sinceramente, no tengo ni idea y me encantaría saberlo. Ignoro si las ausonias bailaban y se vestían de colores pasteles cuando pasaban por uno de esos días. Hay muchas empresas que recurren a nombres antiguos, generalmente griegos y romanos, para crear una marca o singularizar un producto. Muchas veces porque otorgan distinción, pues el mundo grecorromano siempre ha estado revestido de prestigio. En otras, quizá, la elección se deba al simple hecho de que suenen bien. Ausonia. Nada mal.

Aunque, pensado fríamente, y por muy bonito que suene, me resulta imposible pensar en los ausonios y no asociarlos a un paquete de compresas.

Escultura ausonia con paquete de compresas Ausonia

Escultura etrusca de Villa Giulia con compresa con alas Ausonia
Etruscas encantadas con las nuevas compresas con alas, último grito en la Ausonia. 

Publicado

en

por

Etiquetas: