Parecidos razonables: Carmen Alborch y la reina Pu-Abi de Ur

¿Visteis anoche la gala de entrega de los Premios Goya? A mi, personalmente, lo que más me interesó fue el tocado de Carmen Alborch.

Ella –según recogen las fuentes– podrá decir que el tocado es de estilo chino, porque queda más cool, pero para mí que su fuente de inspiración es otra: la de la reina Pu-Abi de Ur en versión light. ¿Creéis que me lo invento? A las evidencias me remito.

 

Tocado de oro de la reina Pu-Abi de Ur

Tocado y joyas de la reina Pu-Abi de Ur, el referente de Carmen Alborch

 

¿Cómo os quedáis? Y ahora, seguramente, os estaréis preguntando por la reina Pu-Abi. Pues bien, dejadme que os explique: en Ur, ciudad de Mesopotamia, las excavaciones arqueológicas sacaron a la luz en los años 20 del siglo pasado toda una serie de tumbas enormemente ricas, la mayoría de las cuales habían sido saqueadas desde antiguo. Algunas, sin embargo, se mantuvieron intactas.

Entre ellas hubo una que destacó por la calidad de sus ajuares y por su buen estado de conservación: la de la reina Pu-Abi, que vivió entre el 2.500 y el 2.400 a. C., y cuyo nombre conocemos gracias a los sellos cilíndricos que aparecieron en la sepultura. Además de un carro y de los cuerpos de varias sirvientas y soldados, la reina fue enterrada con una gran cantidad de objetos, como vasos, copas, instrumentos musicales, juegos de mesa y, sobre todo, joyas de oro y lapislázuli, entre las que se encuentra la versión primigenia del tocado de Carmen Alborch.

Si os interesa saber cómo pudo ser el proceso de engalanamiento de la tal Pu-Abi, aquí tenéis un video en el que unas conservadoras del museo de la universidad de Pennsylvania –sí, como en otros muchos casos de sobra conocidos, los objetos están fuera de su lugar de origen– lo muestran paso a paso:

 

 

Imagino, también, que después de ver el vídeo a muchos/as de vosotros/as os habrán entrado ganas bárbaras de disfrazaros de Pu-Abi, especialmente ahora que se acerca carnaval. No os preocupéis. Aquí os dejo unas sencillas indicaciones para confeccionar vuestro propio traje.

¡No lo dudéis! Si queréis ser la sensación de la fiesta, el disfraz de reina de Ur es acierto asegurado. Mirad, si no, a Carmen Alborch.

No Comments Yet.

What do you think?

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *