El pasado como escenario

En los años 20, la bailarina rusa Nikolska pensó que solo había un lugar capaz de concentrar al mismo tiempo la función de atrezzo y de fuente de inspiración de sus piruetas artísticas. ¿Imagináis cuál?

Seguramente el nombre Nikolska evoca poco más que una referencia exótica para la mayoría. Pero lo cierto es que Elizaveta «Lila» Nikolska (1904) fue una reconocida bailarina rusa que actuó en algunos de los escenarios más prestigiosos de la Europa de los años 20 y 30. Además de trabajar para el Ballet de Praga o el Folies Bergere de París, Nikolska actuó y creó coreografías para distintas películas de la época. Pero de su pródiga y a menudo olvidada carrera, llama la atención un episodio particular: en 1929 danzó a la antigua para el Partenón. Aquel mágico momento fue inmortalizado por la fotógrafa griega Elli Sougioultzoglou-Seraidari, más conocida como Nelly’s. Aquí va una selección de las instantáneas, conservadas en la actualidad en el Museo Benaki de Atenas.